Que es diseñar

Desde siempre se han buscado alternativas de dar una forma visual a las ideas y los conceptos, herramienta útil para almacenar y difundir conocimiento de manera gráfica, con un orden claro, funcional y estético.

El historiador Meggs (1983) no dice que a través de la historia estas necesidades han sido solucionadas por artistas, diseñadores y pintores. Robert Gillam Scott (1982) nos indica que, en los últimos 40 años, la palabra “Diseño” ha adquirido una connotación de encanto. Se ha explotado su prestigio para vender de todo, desde automóviles, cigarrillos hasta comida. A la lista podemos enumerar otra serie de productos y servicios que buscan satisfacer necesidades de comunicación en una sociedad cada vez más cerca de los medios informativos, acción que trasciende y sigue trascendiendo cada vez con mayor impacto debido a la tecnología, las redes sociales y la globalización.

Si se lograra definir de una manera muy genérica pero práctica; diseñar es un acto humano esencial, se diseña cada vez que hacemos algo por una razón definida. En otras palabras, significa que casi todas nuestras actividades tienen algo de diseño: decorar la casa, limpiar el jardín, preparar un platillo de pasta, aun mas, la manera de sentarnos. Esta aseveración doméstica da la pauta de que el hombre es un creador y siempre ha tenido la inquietud de crear algo. Esto nos lleva a tener un concepto formal: _diseño es toda acción creadora que cumple su objetivo_ este puede tener repercusiones finitas o infinitas, mismas que depende de muchas variables del entorno; geográficas, demográficas, culturales y psicológicas del público meta para quien se crea.
Ahora bien, lo que hemos expresado parece explicar algo, pero, en realidad, sólo nos plantea dos problemas: (1) ¿Cómo distinguimos un acto creador? y (2) ¿Cómo establecemos si logra su finalidad o no? Debemos comprender ambas cuestiones antes de saber qué es el diseño y su razón de ser (Scott,1982, 3).

Un acto creador se distingue cuando los seres humanos producimos algo nuevo o quizá una variante de algo ya existente. Comparto la afirmación de Scott (1982, 3) al mencionar que el acto creador no se da en el vacío, es decir, no surge de la nada y sin propósito. Todo lo que el hombre realiza forma parte de un esquema de necesidades sociales y personales. Está claro que hacemos algo porque lo requerimos, para ello hacemos uso de la imaginación, la técnica, el conocimiento y por ende de la misma necesidad que nos impulsa a crear algo nuevo. Todos usamos ropa vivimos en casas, se construyen carreteras, ciudades enteras y la maquinaria para edificarlas, así responder a necesidades independientes, y/o de grupos.

Si abordamos la segunda incógnita planteada, ¿cómo se establece que un diseño cumple su finalidad? Para ello, tenemos que fundamentar nuestra respuesta de manera racional y práctica y concluir que un diseño es bueno y cumple su finalidad cuando es estético, funcional y práctico. Entonces, diseñar es un acto humano fundamental que basado en procesos, busca organizar, distribuir y coordinar una serie de elementos visuales con el objetivo de cubrir una necesidad.
Scott menciona que hasta no hace mucho tiempo, diseño significaba para casi todo el mundo un esquema bidimensional, tal como una figura en un tapiz. Es verdad que entonces, tanto como ahora, se hablaba de cosas tales como diseño arquitectónico, diseño de puentes, etc., pero, al emplear el término diseño, sin calificativo alguno, lo más probable era que se pensase en un esquema decorativo. Lo que hoy en día se denota con la palabra diseño incluye aún tales esquemas, pero es evidente que la cualidad mágica que esa palabra encierra para los oídos contemporáneos radica en algún otro factor (Scott, 1982, 3).

Y nos consultamos, ¿Qué ha producido semejante cambio en la connotación? La respuesta inmediata es que ha tenido lugar una modificación en el aspecto filológico. El antiguo diseño era un sustantivo: el centro de la atención era la idea del esquema, de lo cual el tapiz sería un ejemplo característico. El nuevo diseño es un verbo, denota una actividad que penetra en todas las fases de la vida contemporánea y genera cambios significativos en la sociedad al punto tal que todo gira y se mantiene gracias al diseño.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *